IoTsens participa como socio en el innovador proyecto europeo de digitalización y gestión integrada del agua Digital-water.city (DWC).

 

Este proyecto de investigación e innovación tiene una duración estimada de 42 meses y empezó a desarrollarse en junio de 2019 con la financiación de Horizon2020 de la Unión Europea con un presupuesto total de 5,0 millones de €.

Está liderado por el Centro de Competencia del Agua de Berlín con el objetivo de impulsar la gestión integrada de los sistemas de agua en las áreas urbanas y periurbanas, duplicando en una década los 45 billones de euros que se invierten cada año en agua e infraestructuras de aguas residuales en la UE y poder así modernizar esas infraestructuras y hacer frente al cambio climático.

 

Fuente: TW-@digitalwater_eu

 

Para ello el proyecto desarrolla y demuestra 18 soluciones digitales avanzadas para abordar las principales problemáticas y desafíos relacionados con la gestión del agua en 5 ciudades europeas: Berlín, Copenhague, Milán, París y Sofía, para conseguir la protección de la salud, la participación pública, el rendimiento y retorno de la inversión. Estas soluciones se llevan a cabo gracias a la participación de 24 socios de 10 países distintos (Alemania, Dinamarca, Francia, Israel, Bulgaria, Italia, España, Bélgica, Noruega y Finlandia) y España está representada por IoTsens, aportando soluciones de análisis predictivo, software de modelado y código abierto, sensores y monitorización a tiempo real. Además el resto de colaboradores proporcionan soluciones relacionadas con la realidad aumentada, tecnología móvil, computación en la nube e inteligencia artificial.

 

IoTsens trabajará en Berlín y Sofía, respectivamente, junto con el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA), el Centro de Competencias del Agua (KWB), la compañía Berliner Wasserbetriebe Berlín (BWB) y la empresa búlgara especializada en servicios de agua Sofiyska Voda AD (SV). IoTsens está desarrollando los sistemas de monitorización para el seguimiento de la red de sensores que se instalarán en los sistemas de alcantarillado de ambas ciudades y también se encargará de la gestión de integración de todos los datos que serán percibidos por los sensores. Esto permitirá evitar desbordamientos y reducir el impacto ambiental de los alcantarillados ya que se optimiza el funcionamiento reduciendo los costes operativos al combinar, en un único protocolo, tecnologías de vanguardia software de inteligencia artificial, computación en la nube, sensorización en tiempo real, análisis predictivo y sistemas de soporte de decisiones.

Con lo que respecta al resto de iniciativas del proyecto, el objetivo en París es mejorar la calidad del agua de baño en el río Sena para los Juegos Olímpicos de 2024, mientras que en Copenhague se persigue mejorar la protección contra inundaciones y el control del sistema de alcantarillado. Además, en Milán se habilitará un sistema para lograr la reutilización segura del agua para el riego agrícola.

La primera asamblea general tuvo lugar el 17 y 18 de septiembre de 2019 en Berlín para reunir a los 24 socios y abordar los desafíos actuales y futuros relacionados con el agua.