¿Te has preguntado alguna vez sobre el estado actual de las patentes relacionadas con el IoT? ¿quiénes son los principales poseedores y su incremento en los últimos años? En el artículo de esta semana traemos un análisis realizado por uno de nuestros ingenieros que te ayudará a entender el estado global de las patentes de tecnologías IoT y tener una mayor comprensión del marco tecnológico actual.

El Internet de las cosas engloba el concepto de que objetos cotidianos del día a día sean capaces de conectarse a Internet dando lugar al concepto de computación distribuida y ubicua. La informática se integra en el entorno de la persona de forma que los ordenadores no se perciben como objetos diferenciados y se espera que para 2020 existan 50 billones de dispositivos conectados.

La variedad de servicios para el internet de las cosas, basados en la cantidad de datos extraídos de un gran número de sensores, es únicamente posible si la conectividad de las cosas está asegurada. La ausencia de comunicaciones a través de redes IoT heterogéneas y la incompatibilidad de componentes de sistema multicapa son considerados un cuello de botella tecnológico que impiden la evolución del IoT. Para solucionarlo, se requieren actividades y esfuerzos para la estandarización acompañados con cambios en el conocimiento arquitectónico de los sistemas informáticos conocidos que pueden tener un gran impacto en el marco competitivo del mundo convergente del IoT.

  HARDWARE

Se trata de la capa más baja del IoT. Estos dispositivos son los que se encargan de generar los datos de los sensores para obtener información de lo que ocurre en el mundo físico. No existe un hardware estándar y se tiende a realizar diseños empotrados específicos con el objetivo de la escalabilidad en mente. Uno de los mayores retos es el de hacer que este tipo de hardware sea autónomo y tenga el mínimo consumo para que pueda ser operado por baterías.

  TRANSMISIÓN

Se trata de la parte más importante del IoT y en ella es donde reside el peso del avance de las tecnologías que la acompañan. Para ello se utilizan diferentes tecnologías existentes y otras desarrolladas específicamente para el IoT. Estas tecnologías pueden ser por cable como cualquier protocolo IP que funcione a través de Ethernet o pueden ser inalámbricas como las nuevas redes denominadas como LoRa o SigFox o redes de más corto alcance como Zigbee, Z-Wave o incluso protocolos estándares como el WmBus. La mayoría de estas tecnologías inalámbricas funcionan con las bandas de frecuencia libre atendiendo a las regulaciones ETSI.

  COMPUTACIÓN

En esta capa se incluyen todos los elementos que son necesarios para la recepción y adecuación de los datos generados por los dispositivos y recibidos a través de las redes. Incluyen tecnologías de hardware, clasificación de equipos (gateways, servidores, pasarelas, conversores de medios…), protocolos (MQTT, AMQP, HTTP, FTP…),  sistemas operativos (Windows, CentOS, Ubuntu, RedHat…) y bases de datos (MySQL, MariaDB, MongoDB…). Es en esta capa donde se concentra la potencia bruta del IoT y la que debe tener una arquitectura y fundamentos que permitan la escalabilidad en conjunto con el grandísimo número de equipos a los que se pretende llegar en los próximos años.

  APLICACIÓN

Las diferentes aplicaciones pueden ir desde el hogar o la energía hasta la movilidad pasando por el estilo de vida y llegando de forma clara a la industria manufacturera.

  PATENTES

La búsqueda y análisis en diferentes portales web ha permito el análisis de los resultados y obtener el siguiente marco de patentes:

Los principales poseedores de patentes vienen de diferentes sectores como la electrónica de consumo, las telecomunicaciones o el software. Qualcomm es la compañía líder en múltiples jurisdicciones así como en solicitudes del Tratado de Cooperación en materia de Patentes, lo que sugiere intenciones de licenciar sus tecnologías de forma mundial.

La capa de transmisiones es la que más solicitudes de patentes ostenta con el 62% de todas las patentes relacionadasSamsung es el poseedor de patentes clave en la mayoría de las capas del IoT donde sus Patentes alcanzan la mayoría de las áreas de aplicación.

Las solicitudes de patentes IoT se han visto incrementadas a partir de 2011 comenzando por las tecnologías relacionadas con la capa de transmisión y alcanzando el resto a partir de 2012. El número de solicitudes de patentes de los últimos 10 años asciende a un total de 129.710 divididas de la siguiente manera:

                                                                                                  Tabla 1: Patentes en IoT

Muchas de estas patentes abarcan diferentes tecnologías siendo las relacionadas con las redes las que más número de patentes tienen:

                                                                        Ilustración 1: Distribución de patentes 

En La ilustración 2 se puede ver que Samsung tiene una gran parte de estas patentes:

                                                                               Ilustración 2: Poseedores de patentes

  TRANSACCIONES

Por otra parte, uno de los indicadores claves del marco de patentes en el IoT es el número de transacciones. Estas transacciones se han visto incrementadas a partir de 2011 donde compañías como Avago o Google, quien compró una gran cantidad de patentes de Motorola Mobility KLJ Consulting, Nest Labs e IBM, han hecho un acopio importante de patentes con la intención de estar presentes en el nuevo marco tecnológico del IoT en el futuro.

 

 

                                           Ilustración 3: Compradores                                                                Ilustración 4: Vendedores

 

El internet de las cosas está generando un cambio significativo en las relaciones que tienen y tendrán las compañías en el futuro comparable al que hubo cuando la utilización de internet se extendió de forma global.

El movimiento de publicaciones y transacciones de patentes se ha visto claramente aumentado en los últimos años debido a la posible valorización del negocio, que según IDC «International Data Corporation« puede tener un crecimiento de mercado desde los 656 billones en 2014 hasta los 1.7 trillones en 2020.

Se puede ver un claro intento de las compañías relacionadas con el IoT de tomar posiciones ventajosas antes de que la proliferación de dispositivos termine por estallar en un futuro.