Cuando hablamos del sector del agua, hablamos de un sector transversal que se sitúa geográficamente en todo el planeta y que abarca prácticamente todos los sectores productivos tanto a nivel público como a nivel privado. Es por ello por lo que, con los crecientes problemas por el cambio climático, los altos niveles de contaminación ambiental causados por vertidos de aguas residuales e industriales no tratadas correctamente junto con los bajos porcentajes de acceso y abastecimiento de agua potable de calidad, están generando que el agua se convierta en el “oro blanco” del siglo XXI.

Dada esta problemática, surge la necesidad de controlar exhaustivamente el consumo y la calidad de este recurso tan preciado. Es por ello por lo que actualmente, tanto la industria del agua potable como la del agua residual están sufriendo un proceso de transformación digital en sus procesos productivos. Mediante la monitorización de sus actividades y la generación de datos en tiempo real a través de la incorporación de la tecnología basada en el IoT, se pretende conseguir una mayor eficiencia en sus operaciones, reducir los gastos de gestión y mejorar indicadores como la huella hídrica.

Mediante este artículo nos vamos a centrar en la evolución que el sector del abastecimiento de agua ha sufrido debido a este cambio tecnológico y como este cambio repercute en las empresas y ciudadanos.

¿Cómo ha evolucionado la telemetría en los últimos años?

En los últimos años el proceso de lectura de contadores ha evolucionado a pasos agigantados, y así, las empresas han tenido que cambiar su modelo de negocio para adaptarse a los nuevos métodos.

Mediante el sistema tradicional, los operarios, que se dividían la ciudad por zonas, anotaban de forma manual las lecturas de los contadores. De este modo, un operario era capaz de leer una media de 400 contadores en un turno de trabajo. Con el paso del tiempo y la incorporación de las tecnologías este proceso se ha hecho más eficiente. Actualmente trabajando con distintos métodos de lectura automática de los contadores “AMR”, por sus siglas en ingles.

Uno de estos métodos es la lectura realizada en ruta, bien andando, “walk-by” o en un vehículo, “drive-by”. Para ello, se utiliza una antena bluetooth y un terminal móvil donde se reciben las lecturas de los contadores próximos. De esta manera el operario puede realizar las lecturas de los contadores de forma remota mientras recorre la zona, multiplicando así significativamente el número de lecturas por turno de trabajo. Además, junto a la lectura, se realizan comprobaciones de las posibles fugas en la red.

Una versión más avanzada de este sistema son las soluciones de Smart Water. Estas permiten obtener las lecturas de los contadores de manera remota y automática en tiempo real. Gracias a este sistema se consiguen datos de consumos diario, detección temprana de posibles fugas, establecimiento de alarmas y configuración de avisos y notificaciones.

¿Cómo funciona la solución water metering? 

Dichas soluciones de telelectura se basan en la conexión remota de los contadores a un software de gestión donde se almacenan y analizan los datos recolectados. Para este propósito es necesario desplegar una infraestructura de comunicaciones de concentradores, repetidores y puertas de enlace que recolecten los datos antes de ser enviados al software de gestión.

De esta manera, las comunicaciones se entregan a través de diversas tecnologías, incluidas, entre otras, las comunicaciones de telefonía y radiofrecuencia inalámbrica, hasta la empresa de servicios pública o privada.

La monitorización de todos estos datos permite obtener información sobre los consumos de forma horaria, multiplicando así sustancialmente los datos de que dispone la empresa gestora. Así, esto permite entre otros beneficios, identificar prematuramente fugas, obtener con precisión claridad entre fugas, agua no facturada y consumo facturable, establecer patrones de consumo y configurar notificaciones de alarma ajustables para prevenir anomalías.

Además, mediante la integración de sistemas de terceros en la plataforma se facilita la gestión administrativa de los usuarios, sus facturas y el sistema de atención al cliente. Estas características se traducen en beneficios para el consumidor final, permitiéndose así disponer de información clara, detallada y transparente de su actividad.

Artículo del impacto de la tecnología en el sector del agua

¿Qué oportunidades de mercado existen?

La tendencia creciente hacia la implantación de estos sistemas crea oportunidades de mercado en distintas industrias que hace unas décadas quedaban lejos de estar envueltas en un mismo negocio encontrando sinergias entre las distintas industrias.

Según la arquitectura de la nueva solución planteada anteriormente, la industria de los fabricantes de contadores se une a las compañías de red para actualizar sus productos haciéndolos inteligentes y operativos para este tipo de solución, que conforme se vaya implementando la medición inteligente del agua, verán como sus ventas se incrementan por el remplazo de las actuales redes de contadores.

Por otra parte, la necesidad de que las empresas gestoras del abastecimiento adopten estas soluciones hará que las compañías de administración de redes y datos se adentren en un sector donde nunca habían estado presentes. Esto fomenta la creación de infraestructuras de red cada vez más potentes.

Así pues, vivimos un momento en el que tanto la transformación tecnológica como la preocupación por las condiciones ambientales incluyendo la lucha contra la escasez de agua, favorece de forma clara la implementación de estos sistemas de telelectura.